Monte Kelimutu

    monte Kelimutu

    El Monte Kelimutu es un volcán inactivo reconocido por el cambiante color del agua de sus tres lagos (Tiwu Ata Mbupu, Tiwu Nuwa Muri Koo Fai y Tiwu Ata Polo). Esto, aunado a su casi nula actividad, lo convierte en un gran centro turístico.

    El cambio de color de estos lagos no es ningún misterio para la ciencia, todo se debe a la variación de ciertos elementos en cada lago, lo que provoca que cambien de color más de seis veces en un solo año.

    Localización del Monte Kelimutu

    Este coloso se encuentra cerca de la ciudad Moni en el centro de la isla Flores, en Indonesia. Sus coordenadas son 8°46′S 121°49′E. Esta zona forma parte del cinturón de fuego del Pacífico, un área con más de 400 volcanes de los cuales aproximadamente 130 se encuentran en actividad. El Monte Kelimutu es uno de los pocos volcanes de este cinturón que destaca por sus bellos paisajes y no por su nivel de amenaza.

    ¿Qué características tiene?

    • Tipo de volcán: Complejo.
    • Composición: Andesita, basalto
    • Ciudades cercanas: Moni.
    • Potencial de amenaza: Bajo.
    • Elevación: 1693 msnm.
    • Primera erupción registrada: 1865 d.C.
    • Última erupción registrada: 1968.

    Actividad y peligros

    En toda la historia del volcán sólo se han registrado tres erupciones: en 1865, en 1938 y en 1968. La primeras dos tuvieron un índice de explosividad de 2, mientras que la última fue de 1. Estos niveles son los más bajos en la escala IEV, por lo que no representaron ninguna amenaza para los habitantes de la ciudad Moni ni para los turistas.

    En mayo de 1995 se reportó la pérdida de un turista holandés, el cual se pensó que pudo haber caído en las aguas de algún cráter. Los rescatistas buscaron en los lagos durante cuatro días pero no lograron encontrar el cuerpo.

    La actividad más reciente registrada fue en junio y julio de 2013, cuando se encontró que el agua del lago Tiwu Nuwa Muri Koo Fai cambió de color a blanco y parecía que en algunas zonas estaba hirviendo, además de despedir un olor a azufre. Por fortuna, esta actividad no pasó a mayores.

    Lagos del Monte Kelimutu

    Como mencionamos anteriormente, este volcán tiene tres cráteres y en cada uno de ellos se ha formado un lago. Cada lago tiene propiedades químicas distintas, de ahí sus diferentes colores, las cuales cambian dependiendo de varios factores que mencionaremos a continuación. Gracias a esto, el volcán fue declarado Parque nacional en 1992.

    Los colores que se llegan a presentar varían indistintamente. A veces suelen apreciarse de color blanco, azul o rojo, pero otras veces se ven de color marrón, verde o negro. Estos cambios se pueden dar en cuestión de días y suelen ser impredecibles para los habitantes.

    Creencias de los nativos[h3]

    Los habitantes de la Isla Flores consideran sagrado al volcán Kelimutu, creen que al morir irán a las aguas de algún cráter dependiendo de la edad en la que mueran y de su estilo de vida. En el lago Tiwu Ata Mbupu están las almas de los ancianos y los antepasados, en el Tiwu Nua Muri Koo las de los que mueren siendo niños o jóvenes, y en el Tiwu Ata Polo se encuentran las almas de los malvados.

    La ciencia detrás de los cambios de color

    Los cambios de color se deben principalmente a variaciones en el estado de oxidación-reducción del agua de cada lago, además del incremento o descenso de elementos como el hierro y manganeso. Todo esto depende de las lluvias, el gas volcánico y de las propiedades del agua subterránea del volcán.

    Cada lago cambia de color independientemente de los otros dos, y aunque se piensa que predecir un cambio de color es imposible, en realidad se puede hacer con un monitoreo constante, lo cual resulta poco viable, ya que resultaría bastante caro y no ofrecería grandes aportes a la comunidad científica.

    Excursión al Monte Kelimutu

    Como es de esperarse, los lagos del Monte Kelimutu son unos de los destinos por antonomasia para quienes viajan por indonesia. Los turistas nunca saben de qué color serán los lagos antes de subir, lo que le da un toque de intriga a la excursión.

    Por la tarde el volcán se suele cubrir de nubes, así que el mejor momento para subir es unas horas antes de que salga el sol, ya que se podrán apreciar en todo su esplendor los lagos, además de poder contemplar el amanecer.

    Por lo regular, los turistas suelen tener una experiencia agradable al visitar el Monte Kelimutu, aunque no falta quien se queja de los elevados precios y lo descuidado de las zonas circundantes. Estos últimos, a pesar de ser la gran minoría, ofrecen un panorama más completo que deberá tener en cuenta todo aquél que planee visitar estas maravillas de la naturaleza.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *