Volcán Bárdarbunga

    erupcion volcan Bardarbunga

    Situación del Volcán Bárdarbunga

    Bardarbunga (Bárðarbunga) es un gran volcán del tipo estratovolcán que se encuentra debajo del glaciar Vatnajokull, de 500 metros de espesor, en el centro del país en Islandia.

    Está situado en la unión entre las zonas de la grieta volcánica oriental y septentrional en la zona donde se cree que está el actual centro del punto caliente del manto debajo de Islandia.

    Bárdarbunga es también la segunda montaña más alta de Islandia, con una altura de 2.009 metros sobre el nivel del mar. Una vez se creyó que Bárdarbunga, que es una gruesa protuberancia de hielo que se eleva casi 1000 metros sobre el paisaje circundante, era en realidad la montaña más alta de Islandia.

    El volcán está oculto bajo la parte noroeste del glaciar Vatnajökull, y contiene una caldera de 700 m de profundidad que está escondida bajo el hielo y tiene extensas fisuras en los flancos, desde donde han tenido lugar las erupciones: la fisura Veidivötn se extiende por más de 100 km al SW, casi alcanzando el volcán Torfajökull, mientras que la fisura Trollagigar se extiende 50 km al NE tocando el volcán Askja.

    Un riesgo importante de Bárdarbunga son los jökulhlaups (inundaciones por desbordamiento de glaciares), que pueden ser peligrosos para las zonas en todas las direcciones alrededor de Bárdarbunga.

    Historial de erupciones del Volcán Bárdarbunga

    Bardarbunga ha tenido alrededor de 300-400 erupciones durante los últimos 10.000 años, lo que incluye sólo 23 erupciones en tiempos históricos (aproximadamente los últimos 1.000 años), es decir, parece entrar en erupción actualmente a un ritmo de aproximadamente dos veces por siglo. Una masiva erupción explosiva tipo V6 en 1477 dio lugar a un gran depósito de cenizas y piedra pómez.

    Hace aproximadamente 8600 años, Bardarbunga produjo el mayor flujo de lava conocido durante los últimos 10.000 años en la tierra (más de 21 kilómetros cúbicos de volumen). La lava entró en erupción desde el sistema de fisuras de Veidivötn y viajó más de 100 km hasta la costa sur.

    La erupción de la fisura del sistema volcánico de Bardarbunga comenzó el 29 de agosto de 2014, a unos 45 km al NorEste de la caldera subglacial en lo que se designó como el respiradero de Holuhraun.

    La emisión de lava terminó el 28 de febrero de 2015, después de crear un campo de lava de casi 85 km2 de tamaño.

    Un equipo científico que trabajó en el glaciar Vatnajökull durante el período comprendido entre el 3 y el 10 de junio de 2016, realizó sondeos de eco para examinar si se podían detectar cambios en la topografía del lecho rocoso dentro de la caldera de Bárdarbunga a raíz de la reciente erupción.

    No se observaron cambios en la topografía del lecho de roca. Tampoco había indicios de que se estuviera acumulando agua de deshielo dentro de la caldera. La depresión de 65 m de profundidad en el glaciar formada durante la actividad de 2014-2015 se estaba volviendo menos profunda debido al flujo de hielo en la caldera y a la acumulación de nieve, y la depresión había disminuido en 8 m de profundidad desde el año anterior.

    Los científicos de la expedición también midieron las emisiones de gases en las calderas de hielo, que se forman por la actividad geotérmica subglacial, a lo largo del borde de la caldera; estas mediciones mostraron pocos cambios desde la expedición del año anterior.

    Los datos sísmicos mostraron que la magnitud del momento acumulado había ido aumentando desde mediados de septiembre de 2015. Desde el final de la erupción en 2015 se habían registrado en Bárdarbunga un total de 51 terremotos más fuertes que el tipo 3.

    La zona neovolcánica de Islandia, es una de las zonas volcánicas más activas del mundo. Las erupciones tienden a producirse cada tres o cuatro años con una amplia gama de consecuencias directas e indirectas que afectan a las poblaciones humanas y a su entorno natural en todas las escalas.

    Las consecuencias más peligrosas en Islandia son los flujos de lava, los lahares, los flujos piroclásticos, las inundaciones por desbordamiento de glaciares y la eyección de tefra y gas volcánico.

    Aparte de la emisión de gas volcánico, el peligro durante la erupción volcánica de 2014-2015 en el sistema volcánico subglacial Bárðarbunga fue la efusión de lava en gran escala, así como la probabilidad de una devastadora inundación glaciar, también denominada “Jökulhlaup”.

    No hay peligro inminente de erupción

    Si bien Bárðarbunga ha estado muy activa desde el final de la erupción de Holuhraun en 2015, con docenas de grandes terremotos de 3 y 4 grados, los geofísicos de la Universidad de Islandia y la Oficina Meteorológica de Islandia creen que no hay una amenaza inminente de una erupción.

    La OMI sigue vigilando de cerca su actividad, ya que una erupción en Bárðarbunga podría plantear importantes problemas para los viajes aéreos en el hemisferio norte.

    erupcion volcan Bardarbunga

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *