Volcán Kilauea

    volcan kilauea hawaii

    Situación geográfica del Kilauea

    Situado en la parte sudoriental de la isla de Hawái, estado de Hawái (Estados Unidos). El rasgo central del Parque Nacional de los Volcanes de Hawái, Kilauea (“Mucho esparcimiento” en hawaiano), es una cúpula alargada construida con erupciones de lava procedentes de un cráter central y de líneas de cráteres que se extienden a lo largo de las grietas o fisuras del este y el suroeste.

    Kilauea es el volcán en escudo hawaiano más joven y activo, situado en la parte sur de la isla de Hawai, conocida como la Isla Grande. Hawaii es la más meridional y la más grande de la cadena de islas, que debe su existencia al muy activo punto caliente hawaiano.

    El volcán Kilauea está siempre en erupción continua, por las fumarolas de su cúspide (caldera) o de las zonas de la grieta.

    En la actualidad, el volcán Kilauea todavía tiene una de las erupciones más longevas que se conocen en la Tierra, que comenzó en 1983 en la zona oriental de la grieta y se ha concentrado principalmente en el Pu’u ‘O’o

    crater volcan kilauea hawaii

    Morfología del volcán Kilauea

    La cumbre del volcán, de 1.250 metros, se ha derrumbado para formar una caldera, una amplia depresión poco profunda de casi 5 km de largo y 3,2 km de ancho con una superficie de más de 10 km cuadrados.

    Las laderas de Kilauea se fusionan con las del cercano volcán Mauna Loa al oeste y al norte.

    Durante el siglo XIX, el piso principal de la caldera de Kilauea, pasó por varios períodos de llenado de lava y colapso. Para 1919 asumió su actual profundidad de 150 metros.

    El suelo, pavimentado con flujos de lava recientes, contiene el cráter Halema’uma’u (“Casa del Helecho”), un cráter interior que es la ventilación más activa de Kilauea. Halema’uma’u es el legendario hogar de Pele, la diosa hawaiana del fuego.

    El Observatorio Volcánico de Hawai, está en Uwēkahuna. Bluff en el borde occidental de Kilauea, cerca de Halema’uma’u.

    Actividad volcánica del Kilauea

    Las frecuentes erupciones del Kilauea no suelen ser explosivas y están contenidas en el Halema’uma’u como un lago hirviente de lava activa, que a veces se eleva y desborda a lo largo del suelo y los flancos de la caldera propiamente dicha.

    Sin embargo, en 1790, una explosión de vapor paroxístico mató a parte del ejército hawaiano que marchaba cerca de la caldera. Una erupción menos violenta en 1924 amplió el cráter Halema’uma’u hasta una profundidad de 1.300 pies (400 metros).

    En 1955 una erupción en la grieta oriental, acompañada de una serie de violentos terremotos, fue una de las más destructivas de la historia de la isla, con la lava que brotó de las fisuras durante un período de 88 días, destruyendo más de 15 kilómetros cuadrados de valiosos campos y huertos de caña de azúcar.

    Un suceso similar, pero de menor duración, ocurrido en 1975, fue seguido por un destructivo tsunami.

    En una serie de erupciones que comenzaron en 1983 y continuaron hasta principios del siglo XXI, el Kilauea produjo un río de lava fluyente que llegó al mar a 16 kilómetros, al sur del volcán.

    En 2018 una serie de erupciones en la grieta oriental, abrieron varias fisuras que atravesaron barrios residenciales, liberando lava y nubes de gas de dióxido de azufre; una de las erupciones fue explosiva y envió un penacho de ceniza volcánica a unos 9.140 metros en el aire.

    Kilauea Iki, un cráter situado directamente al este de Kilauea, entró en erupción espectacular en 1959, creando un lago de lava fundida de 120 metros de profundidad y el Pu’u Pua’i (“colina de Gushing”), un cono de cenizas cerca de su borde meridional.

    La zona de la grieta oriental, soporta numerosos cráteres de fosa que terminan en Makaopuhi, con una profundidad de 300 metros. Mauna Iki (elevación de 924 metros, situado a 9,5 km de Kilauea en la zona sudoccidental de la falla, es una cúpula volcánica baja en una zona desértica.

    Kilauea está bordeada por el volcán Mauna Loa (oeste y norte), el desierto Ka’ū (suroeste), el rancho ‘Āinahou (sur), y una jungla de helechos tropicales (norte-noreste).

    El litoral del Desierto Ka’ū, consiste en lava estéril, ceniza volcánica en corteza y dunas móviles de ceniza y piedra pómez sopladas por el viento de 3 a 9 metros de altura.

    El Tubo de lava de Thurston, un túnel de 135 metros (450 pies) al este de la caldera, se formó cuando la corteza exterior de una corriente de lava se endureció mientras la lava fundida seguía fluyendo.

    En resumen

    El volcán Kilauea, un joven volcán en escudo, situado en el flanco sudeste del enorme volcán en escudo Mauna Loa, es el volcán más joven (en tierra) del punto caliente hawaiano y no sólo el volcán más activo de Hawai, sino también al mismo tiempo el volcán más activo del mundo.

    Ha estado en actividad casi constante desde que hay historia oral o escrita y está en erupción ininterrumpida desde 1983 (actualmente en el respiradero de Pu’u ‘O’o en la zona este de la grieta).

    Sus erupciones son prominentes en las leyendas de la Polinesia hawaiana y la documentación escrita sobre su actividad se remonta sólo a la década de 1820, cuando comenzó a atraer visitantes interesados de todo el mundo y se convirtió en uno de los puntos calientes de la vulcanología.

    Volcán muy peligroso, que debe estar en constante monitoreo, por los vulcanólogos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *