Erupción Estromboliana

Erupción Estromboliana

Las erupciones estrombolianas son explosiones distintas de lava fluida (generalmente basalto o andesita basáltica) de la boca de un conducto lleno de magma. Las explosiones ocurren generalmente cada pocos minutos a intervalos regulares o irregulares. Las explosiones de lava, que pueden alcanzar alturas de cientos de metros, son causadas por la explosión de grandes burbujas de gas, que viajan hacia arriba por el conducto lleno de magma hasta que llegan al aire libre.

Este tipo de erupción puede crear una variedad de formas de productos eruptivos: salpicaduras o pegotes endurecidos de lava vidriosa; escoria, que se endurece en trozos de lava burbujeante; bombas de lava, o trozos de lava de unos pocos cm a unos pocos metros de tamaño; cenizas; y flujos de lava pequeños (que se forman cuando las salpicaduras calientes se funden y fluyen ladera abajo). Los materiales de una erupción explosiva a menudo se llaman tefra o piroclasto.

Las erupciones estrombolianas se asocian a menudo con pequeños lagos de lava, que pueden acumularse en los conductos de los volcanes. Se trata de una de las erupciones explosivas menos violentas, a pesar de que pueden ser muy peligrosas si las bombas o los flujos de lava alcanzan zonas habitadas.

Las erupciones estrombolianas se llaman así por el volcán que conforma la isla italiana de Stromboli, que tiene varias salidas de la cumbre en erupción. Estas erupciones son particularmente espectaculares por la noche, cuando la lava brilla intensamente.