Volcán Ojos del Salado

    volcan ojos del salado chile

    El volcán Ojos del Salado es considerado la segunda cumbre más alta de América, y la montaña más alta de Chile.

    Para los amantes de la adrenalina es uno de los retos más deseados, ya que es el volcán activo más alto del mundo.

    Este gigante volcánico es un deleite a la vista de todos debido a su altitud y características. Según el sitio oficial de turismo ubicado en Chile, esta impresionante formación geológica mide alrededor de 6,893 metros sobre el nivel del mar, lo que permite que sea observado desde el suelo y el aire. Con su belleza puede enmudecer a más de uno.

    Ubicación del volcán Ojos del Salado

    Como ya hemos mencionado, gracias a su ubicación puede vislumbrarse desde diferentes ángulos. Se encuentra en la III región de Atacama, frontera que divide a Chile de Argentina.

    Sin embargo, también es importante resaltar que está ubicado en una de las zonas mineras más importantes del país, reportando ingresos importantes a la zona.

    Aspectos llamativos del volcán Ojos del Salado

    Los alrededores de este hermoso gigante hacen que sea un sitio interesante para visitar. Están dominados por fascinantes montañas, aguas termales, salares y posee una extensión de agua llamado: Laguna Verde, la cual es muy llamativa para los turistas.

    Origen

    Esta maravilla de la naturaleza es considerada como estratovolcán, es decir, que se formó por la acumulación de materiales explosivos y lava que cayeron en la superficie de este montículo. Al solidificarse estos elementos se conforma la estructura del volcán.

    Un dato interesante de este gigante es que por la presencia de materiales solidificados se considera que este volcán a estado activo desde el Pleistoceno; esto significa que el periodo de activación se extiende desde hace 2 millones de años hasta unos 10 mil años.

    Características destacadas

    El volcán Ojos del Salado es considerado históricamente activo, pero cabe indicar que hace mucho tiempo no hace erupción.

    La última actividad registrada y confirmada fue aproximadamente hace 1300 años. Se cree que esta inactividad es producto de su altitud o por el aislamiento relativo del volcán.

    Si bien es cierto que la última erupción importante ocurrió hace de 1000 a 1500 años, no hay registro de que hayan sucedido eventos catastróficos como ha sucedido con otros estratovolcanes. Según los registros geológicos en 1993 se produjo una emisión de ceniza volcánica muy leve.

    En la actualidad los lugareños y turistas pueden observar fumarolas que salen desde lo alto del nevado, causando emoción en aquellos que nunca han experimentado esos sucesos.

    Pero eso no es todo, dentro del Parque Nacional Nevado se puede encontrar una laguna llamada: Negro Francisco, el cual se utiliza para refugiar a tres especies de flamenco, algo que llama mucho la atención de los visitantes.

    Los escaladores a fin de encontrar las comodidades necesarias se quedan en la ciudad más cercana, Copiapó, para iniciar la anhelada escalada al Volcán Ojos del Salado. Así que visitar este lugar es una muy buena opción si se quiere vivir una increíble experiencia.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *